Kiosco La Opinión de Málaga

La Opinión de Málaga

Estadio

Récord para cerrar la permanencia

La Rosaleda registrará su mejor entrada de la temporada este sábado en el Málaga CF - Burgos, partido en el que los de Guede pueden dejar sellada la salvación de forma matemática

La afición blanquiazul, en las gradas de La Rosaleda, durante el encuentro entre el Málaga CF y el Real Oviedo de hace unos días. Gregorio Marrero

La Rosaleda se prepara para vivir una gran fiesta este sábado ante el Burgos. Ojalá que con final feliz. El estadio de Martiricos rozará el lleno para el último encuentro en casa de la temporada, un partido en el que los blanquiazules pueden conseguir su permanencia matemática en LaLiga SmartBank si vencen al Burgos.

En la tarde ayer, apenas quedaban unas entradas sueltas en algunos sectores de los fondos por vender para que se pudiera colgar el cartel de ‘No hay billetes’. Lo que es seguro es que, si los abonados no fallan, se registrará la mejor entrada de todo el curso, en el día en el que los de Pablo Guede se juegan las habichuelas.

La promoción activada por el club de dar a los Fieles Malaguista la posibilidad de retirar una entrada gratis ha vuelto a funcionar. Y a eso hay que sumar otros cientos de entradas que se han vendido por los canales oficiales. Ya en el último encuentro frente al Real Oviedo hubo más de 10.000 aficionados blanquiazules que hicieron efectiva esta propuesta, pero no se pudo batir el récord de la temporada. Frente al cuadro asturiano se congregaron en La Rosaleda 21.834 espectadores. Así que la mejor entrada de toda la campaña sigue siendo la del Málaga CF- UD Las Palmas: 22.128.

Muy mal se tiene que dar la cosa para que mañana no se supere con creces esta cifra. La afición es consciente de que el equipo le necesita, el club ha puesto de su parte y el horario y el clima también acompañan para que no haya ni un solo malaguista con posibilidad de acudir al templo que se queda en su casa.

Seis meses sin ganar en casa

Ese partido frente a la UD Las Palmas donde está todavía fijado el récord de asistencia de la temporada fue el último que consiguió ganar el equipo blanquiazul, aún con José Alberto de entrenador, en La Rosaleda. Ese encuentro se disputó el 20 de noviembre, así que hoy se cumplen justo seis meses desde la última victoria local en Martiricos.

El Málaga necesita más que nunca romper esa racha para firmar la permanencia matemática. Si los de Guede derrotan al Burgos no habrá que hacer más cuentas, la salvación estará conseguida. Pero si por desgracia no se logra el triunfo aún hay posibilidades de que la permanencia quede sellada este mismo sábado, pero para ello tiene que coincidir que ni el Amorebieta gane en Cartagena ni la Real Sociedad B haga lo propio en Huesca.

Por suerte, el Málaga depende de sí mismo. «Solo» tiene que ganar al Burgos, que no se juega más que el honor, en una Rosaleda que estará abarrotada como nunca antes en esta convulsa temporada.

Compartir el artículo

stats