Cáritas ha recaudado más de 124.000 euros en una edición de su bazar navideño que ha estado condicionada por las limitaciones impuestas por la crisis sanitaria de la pandemia del coronavirus.

La iniciativa arrancó en septiembre y parte de sus actividades se tuvo que hacer de forma telemática para evitar los excesos de aforo en recintos cerrados y mantener las medidas sanitarias.

La recaudación, de la que cerca de la mitad se obtuvo a través de donativos y la otra mitad en ventas de objetos de forma virtual o presencial, se debe «a la extraordinaria respuesta» de colaboradores, consumidores y voluntarios, destaca el presidente del Bazar Cáritas, Antonio Belón. «Marbella, una vez más, muestra su cara más solidaria y extraordinaria sensibilidad hacia la gestión que Cáritas realiza todo el año de forma ininterrumpida. Con estos gestos se podrá seguir ayudando a tantísimas familias necesitadas de Marbella para que puedan subsistir en un año de máxima dificultad» debido a la crisis social y económica que ha originado el Covid-19, agrega.

«Cuando pedimos un SOS, la gente se vuelca, aunque no haya bazar», añade Belón, que destaca las dos veces que la empresa que gestiona el agua en Marbella ha donado fondos.

También se ha obtenido dinero con un campeonato de golf celebrado en un campo en Las Chapas cedido de forma gratuita y que reportó unos 5.500 euros; con una cena virtual, con la que se logró cerca de 10.000 euros a través de aportaciones de 30 euros; o con la venta de muebles que un hotel cedió al colectivo social cuando cerró.

La tradicional venta de salmones que alberga los bazares de Cáritas se ha realizado en esta edición de forma telemática, de tal forma que los clientes recibían el producto en sus domicilios y la empresa cedía a Cáritas el 40 por ciento de los 35 euros del precio de venta de cada unidad.

«La sociedad se ha volcado ante la situación de necesidad. Pero seguimos pidiendo, ya que los 124.000 euros recaudados ya los hemos repartido» entre los siete locales que Cáritas Diocesana gestiona en el término municipal, señala Belón. «Estamos por todos los lados intentando inventar qué se nos ocurre para ayudar a las personas más necesitadas», agrega.

Al Bazar de Cáritas se han sumado otras iniciativas solidarias con las que tratar de ayudar en Navidad a las familias con menos recursos del municipio. En Nochebuena, por ejemplo, seis restaurantes y diferentes colectivos sociales elaboraron 1.000 menús para otros tantas hogares de Marbella. El coste de cada menú era de diez euros, que abonaron asociaciones y familias.