El portavoz del Ayuntamiento de Marbella, Félix Romero, ha anunciado este lunes que se ha acordado, como medida cautelar, apartar de sus funciones como conserje en un colegio de la localidad al principal investigado en una operación conjunta en la que la Guardia Civil y la Policía Nacional han desarticulado una organización criminal presuntamente dedicada al tráfico de cocaína en la Costa del Sol.

"Parecía que es lo que la prudencia aconsejaba, poniendo el planteamiento al respecto de dónde deben estar sus servicios en la decisión que adopte el servicio de Recursos Humanos, pero, desde luego, fuera del colegio en este momento", ha agregado Romero a preguntas de los periodistas durante una comparecencia telemática.

El edil ha indicado que, si el Ayuntamiento tuviera una comunicación judicial, "supongo que tendríamos que tomar la medida oportuna, que será la suspensión definitiva".

Romero ha explicado que el Ayuntamiento ha tenido conocimiento de la detención del conserje a través de los medios de comunicación. "Desconocíamos esta circunstancia y, a fecha de hoy, incluso no tenemos todavía una notificación del juzgado que nos comunique que, efectivamente, esta circunstancia se ha producido", ha agregado.

"Lo que hemos hecho ha sido actuar con la máxima prudencia. Y eso nos ha llevado a abrir un expediente informativo para tratar de recabar toda la información pertinente. En el seno de ese expediente, lo primero que hemos hecho como medida cautelar es acordar que este conserje no preste sus servicios en el colegio en el que estaba destinado", ha apuntado.

Agentes de la Guardia Civil y de la Policía Nacional, en una operación conjunta, han desarticulado una organización criminal presuntamente dedicada al tráfico de cocaína en la Costa del Sol. Hay siete personas detenidas y se han intervenido más de dos kilos de cocaína, así como varios vehículos de lujo, embarcaciones, y más de 10.000 euros en efectivo.

Doble vida: Conserje y presidente de la peña madridista

El principal investigado, que trabajaba como conserje en un colegio de Marbella (Hermanos Gil Muñiz), contaba con un patrimonio superior al medio millón de euros, si bien las propiedades figuraban a nombre de diferentes familiares. Además de esta actividad profesional, el investigado también ejercía de directivo de la peña madridista La Bella de Marbella.

El responsable del entramado llamó la atención de los investigadores por su alto nivel de vida; en este sentido, su trabajo como conserje en un colegio público de Marbella contrastaba con la conducción de vehículos de lujo o embarcaciones recreativas, entre las que había un yate, que tenía atracadas en el puerto deportivo de la ciudad malagueña.