La avenida Cervantes, en el distrito de Las Chapas, cuenta con una nueva red de saneamiento que soluciona los problemas de inundaciones que se registraban en la zona.

Debido a la pendiente de la vía, la carga de agua era muy alta con las precipitaciones más fuertes, lo que afectaba a viviendas y establecimientos ubicados en los puntos más bajos.

La anterior red para recoger las aguas pluviales contaba con un tubo de 400 milímetros de diámetro y varios captadores. Tras las actuaciones, se han instalado tres tubos de 500 milímetros de diámetro y dos tanques de captación que conducen el caudal de agua hasta la playa.

En la superficie de la vía se ha acondicionado la plaza, que presentaba elevaciones producidas por las raíces de los árboles, lo que dificultaba el acceso a la zona de litoral.

«Con las últimas lluvias se ha puesto a prueba la eficacia de la nueva infraestructura y ha respondido bien», señaló el delegado de Obras, Diego López, que visitó la zona junto al responsable del distrito de Las Chapas, Carlos Alcalá, y el presidente de la urbanización Arenal, Manuel Jiménez.

Por otra parte, la empresa concesionaria del servicio de abastecimiento de agua, Hidralia, ejecuta obras en la calle Fernando VII, en Marbella, para tratar de solventar los problemas de suministro que padecen vecinos de la zona.

Las actuaciones, cuyo plazo de ejecución es de un mes y medio, permitirán mejorar la red de abastecimiento del agua en 200 metros lineales de vía.