El sector del turismo local confía en que el Gobierno de Reino Unido flexibilice las medidas sanitarias sobre los desplazamientos hacia el exterior del país para mantener en Marbella unas expectativas de cara a la temporada estival más optimistas que las del verano de 2020.

Representantes de las asociaciones empresariales Centro de Iniciativas Turísticas (CIT), Red de Emprendedoras de Marbella (REM) y Plataforma de Comerciantes y Hosteleros de Marbella destacan también la importancia de mantener el proceso de vacunación contra el coronavirus para impulsar la recuperación de la actividad tras la parálisis de 2020.

«Las expectativas de este verano son más altas que las del verano pasado. Pero cualquier predicción que podamos hacer es muy incierta. Una de las cuestiones decisivas será que Reino Unido nos saque del color amarillo de su semáforo turístico y nos ponga en el verde», señala el presidente del CIT, Juan José González.

El representante del colectivo empresarial fundado en 1989 confía también en que el Gobierno británico levante la cuarentena que exige a sus viajeros nacionales que regresan de España.

«Es una medida que limita enormemente la llegada de los turistas de aquel país. Y nuestro mercado es esencialmente británico, por lo que eso repercute mucho», agrega.

Las reservas de ocupación hotelera para el verano «están a un gran nivel, especialmente las de agosto», señala González, pero advierte de que «esperamos que no ocurra como en momentos anteriores durante la pandemia, cuando había una expectativa de reservas determinada pero, llegado el momento de que se confirmaran, muchas se anularon».

Las previsiones del CIT es que las reservas hoteleras en verano ronden un 50 por ciento respecto a las registradas en el mismo periodo de 2019. «Espero que mejoren un poco, pero ahora son todo especulaciones», apunta González.

Para la tesorera de la Red de Emprendedoras de Marbella, Nuria Martínez, las pymes «tienen muchas ganas de avanzar y hacer cosas. El avance se nota. Ahora tenemos que esperar a que no haya ningún retroceso y que no vuelva a producirse otro brote que nos corte», apunta.

La portavoz de la Plataforma de Comerciantes y Hosteleros de Marbella, Verónica Perone, señala que las previsiones veraniegas están condicionadas, en parte, por el proceso de vacunación y la tasa de incidencia del coronavirus. «Es un factor que nadie lo puede controlar, por lo que es incertidumbre. En principio, el verano debería ser mucho mejor que el del año pasado», explica.

Por su parte, el presidente de Turismo Costa del Sol y presidente de la Diputación de Málaga, Francisco Salado, consideró ayer un «golpe importante» para la comarca que Reino Unido mantenga las restricciones de viajes debido a la variante delta del Covid-19 hasta, al menos, el 19 de julio.

Salado confió en que el Gobierno británico recapacite cuando conozca los altos índices de vacunación en España. «El británico está mejor y más seguro aquí», apuntó.

Promoción de restaurantes

Más de 20 restaurantes y gastrobares de la ciudad participan desde mañana hasta el domingo en la I edición de Marbella Restaurant Week.

Los establecimientos que forman parte de la iniciativa ofrecerán a sus clientes un plato, una tapa o un menú a precios especiales.

La campaña, que organizan asociaciones locales de empresarios y comerciantes y el Ayuntamiento, busca apoyar a la hostelería ante la difícil situación que atraviesa por la pandemia del coronavirus.