La Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO de Málaga ha denunciado ante la Inspección de Trabajo al Ayuntamiento de Marbella por permitir la actividad laboral en el estadio municipal Antonio Lorenzo Cuevas y poner en riesgo a la plantilla ante el desprendimiento de cascotes desde las gradas.

Según CCOO, el personal de los servicios operativos de la Concejalía de Deportes ha seguido realizando sus funciones en las instalaciones del estadio a pesar de que el concejal de Recursos Humanos, José Eduardo Díaz, ordenara el desalojo de algunas oficinas ubicadas en los bajos del equipamiento deportivo tras la caída de cascotes desde las gradas durante las pasadas semanas.

El sindicato califica de «extraño» que sólo se haya desalojado a un colectivo «sin tiempo apenas para retirar sus enseres, ordenadores y documentos de las dependencias afectadas», mientras permite a otros colectivos que sigan prestado servicios en las instalaciones.

«CCOO desconoce el alcance del deterioro del estadio y, por tanto, si se expone al conjunto de esta plantilla a un riesgo inminente», explica la central sindical.

CCOO señala que el 9 de junio solicitó los informes que avalan «el riesgo grave e inminente» que supuso el desalojo de unos colectivos, pero que permiten que otros puedan seguir trabajando. «Este suceso no es nuevo, ya que el Ayuntamiento de Marbella sabe la necesidad de mantener apuntalado parte del graderío del Estadio», agrega la central sindical.

«Por ello, la Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO de Málaga ha puesto el problema del derrumbe del estadio municipal en conocimiento de la Inspección de Trabajo, a fin de delimitar la responsabilidad que sobre la seguridad de la plantilla municipal pueda tener el Ayuntamiento», añade el colectivo.

Cierre del estadio

La alcaldesa, Ángeles Muñoz, anunció a finales de mayo del cierre del estadio municipal y la contratación por vía de emergencia de unos estudios técnicos para conocer el estado de la estructura del equipamiento.

La regidora anunció la suspensión temporal de la actividad de asociaciones y servicios ubicados en los bajos del estadio por «prevención y responsabilidad» después de que unos desprendimientos en una grada hirieran a dos espectadores durante el último partido de liga del Marbella Fútbol Club.

Muñoz aseguró que, tras el estudio integral de la situación del estadio, «veremos la viabilidad de cuáles son los pasos que vamos a seguir» sobre el futuro del equipamiento deportivo.

El Consistorio, sin embargo, reabrió las instalaciones para celebrar un torneo amistoso de preparación de los Juegos Olímpicos.