El equipo de Gobierno, del PP, aprobó ayer en solitario, en un pleno extraordinario, modificaciones presupuestarias para abonar unos 4,4 millones de euros de los cerca de cinco millones que el Ayuntamiento tiene que pagar en sentencias judiciales vinculadas con el personal municipal.

PSOE, OSP y CS se abstuvieron de apoyar una medida orientada a lograr fondos con los que abonar salarios de tramitación -remuneraciones que no se perciben durante el tiempo que transcurre entre que se deja el Ayuntamiento y la reincorporación- de trabajadores despedidos que ganaron en los tribunales el regreso a sus puestos de empleo en el Consistorio.

Los fondos servirán para cubrir unos cien fallos judiciales, la mayoría de ellos relacionados con contrataciones que se produjeron en 2018, cuando el PP ya había recuperado la alcaldía tras la moción de censura de OSP y a un año de las elecciones municipales de 2019.

Para reunir los fondos, el Gobierno local ha recurrido a partidas de áreas sensibles en la recuperación de la crisis contra el Covid, como empleo, asuntos sociales o ayudas a las pymes.

El delegado de Hacienda, Félix Romero, aseguró que se tratan de partidas «sobrantes», ya que difícilmente se podían ejecutar en el último trimestre del año ante las restricciones por la pandemia del Covid.

La Delegación de Asuntos Sociales, reconoció Romero, propuso emplear una partida de unos 180.000 euros a favor de la asociación Detente y Ayuda para pagar alimentos a las familias más vulnerables.

«Desde verano estamos realizando gestiones para que antes de que finalice el año se abonen» las cuantías relacionadas con las sentencias.

El concejal socialista José Bernal criticó que el Ayuntamiento traspase dinero «desde delegaciones como Derechos Sociales o para formación que irán al capítulo de Personal para cubrir las sentencias de trabajadores, fundamentalmente contratados previamente a la celebración de las elecciones municipales» de 2019.

Denunció también que se siga aumentado el capítulo de Personal al mismo tiempo que el Gobierno local continúa externalizando servicios, como la limpieza de los paseos marítimos por seis millones de euros.

Durante la celebración de la sesión plenaria, trabajadores del Ayuntamiento se concentraron ante el salón de plenos para protestar contra los recortes en la plantilla municipal que, señalan, conllevará el plan de ajuste de diez años de duración que tendrá que aplicar el equipo de Gobierno a cambio de acogerse a un mecanismo del Ministerio de Hacienda para abonar unos 45 millones de euros en más sentencias judiciales.