El consejero de Salud y Familia de la Junta de Andalucía, Jesús Aguirre, destacó ayer que las obras de ampliación del Hospital Costa del Sol, en Marbella «progresan muy adecuadamente».

Aguirre, que realizó una visita institucional al equipamiento sanitario junto a la alcaldesa, Ángeles Muñoz, señaló que se trata de un hospital que «nos ha dado muchos quebraderos de cabeza».

«Nada más llegar -al Gobierno regional- nos encontramos una obra paralizada desde 2010. Tuvimos que hacer un fondo especial para liberar a la empresa y poder otra vez licitar el proyecto. Ha sido una licitación de 76 millones de euros», apuntó.

Aguirre mostró su deseo de que la obra «acabe a la mayor brevedad». «El equipamiento va a ser magnifico. Vamos a traer nuevas especialidades. El ver que la obra está funcionando es a lo que venía», señaló el consejero sobre una actuación que, según las previsiones de la Junta, concluirá en el verano de 2023.

Muñoz destacó el «empeño que el consejero puso desde el primer momento para hacer que hoy podamos estar visitando esta obra». «Sabemos que estamos en plena campaña electoral, pero él también quería visitar una obra que nos ha supuesto un gran esfuerzo por parte de todos, particularmente a él», agregó.

Las obras se detuvieron en octubre de 2010 después de que el Ayuntamiento, gestionado entonces por Muñoz, bloqueara las actuaciones de reordenación del tráfico al entender que carecían de licencia.

La Junta aseguró entonces que solicitó el permiso al Ayuntamiento en marzo de aquel año.