Starlite vivió en la noche de ayer su gala más solidaria de las trece que ha celebrado hasta el momento.

Las estrellas del festival de música se bajaron por unas horas del auditorio de la Cantera de Nagüeles que alberga sus actuaciones para sumar esfuerzos con los que recabar fondos a favor de los colectivos más desfavorecidos en la primera velada de la fundación Starlite tras una pandemia del coronavirus que ha provocado la caída de buena parte de los ingresos de las asociaciones benéficas.

Por ejemplo, la Fundación Lágrimas y Favores, fundada en 2010 por Antonio Banderas -anfitrión de la velada junto a la fundadora del festival, Sandra García-Sanjuán- e impulsada por las Reales Cofradías Fusionadas de San Juan, se ha visto obligada a recortar en un 25 por ciento sus ayudas y recurrir a remanentes.

De las cerca de 50 becas de postgrado de estudios universitarios en EEUU o Canadá que entregaba antes de la crisis sanitaria, el colectivo ha pasado a unas 12. Algo parecido ha ocurrido con sus aportaciones a la Fundación Cudeca, que atiende a pacientes de cáncer; o a Cáritas.

«Venimos a recuperarnos y a poder llegar a lo que teníamos anteriormente», señaló el director e intérprete malagueño.

Para García-Sanjuán, que gestiona la Fundación Niños en Alegría, «con el Covid ha sido muy difícil seguir para adelante tras la bajada en las recaudaciones». «Volvemos con mucha energía para recuperar lo que la pandemia nos ha robado», agregó.

Durante el evento, desarrollado en un escenario que recreaba un circo, se reconoció la labor solidaria de personalidades como Andrea Bocelli, que cuenta con una fundación que vela por colectivos en situación de vulnerabilidad; Ainhoa Arteta, que ha prestado su voz para conciertos benéficos a favor de Unicef, entre otros colectivos; Chucho Valdés, embajador de Buena Voluntad de la FAO; o Alejandra Silva, la publicista gallega que colabora con Open Arms o la entidad Rais Fundation, que ayuda a personas sin hogar, y que acudió a la velada acompañada de su marido, Richard Gere.

«Me siento muy emocionada y encantada de que, en unos momentos tan difíciles después de la pandemia y del Covid y de haberlo pasado tan mal, se reconozca una labor que no sólo hago yo, sino todos los demás. Todos los que hacen una labor diaria, cada día, todos los días», señaló la publicista gallega.

En la gala se subastaron también diferentes artículos, como un traje de luces donado por el diestro Roca Rey; dos guitarras de la firma gaditana con más de cien años de trayectoria Manuel Rodríguez y una de las cuales estaba confeccionada con maderas de Canadá, India u Honduras; o estancias en Venecia, Santo Domingo o Ibiza.

Bocelli, Valdés, Diego Torres, Juan Peña y ‘Una… y nos vamos’, el grupo sevillano que encabeza Fran Rivera y ofrece soniquetes flamencos, amenizaron una de las veladas más solidarias del verano marbellí que condujeron la modelo Valeria Mazza, el actor Iván Sánchez y la presentadora Luján Argüelles.