La calle Juan Alameda, que conecta la circunvalación con el centro urbano de Marbella y discurre por el entorno del parque del arroyo de La Represa cuenta ya con 17 plazas de aparcamiento renovadas.

Los estacionamientos, habilitado en una zona con escasez de plazas, se han creado tras unas obras que han servido para mejorar el acceso de los vehículos por una céntrica vía en la que son habituales los colapsos de tráfico debido a la estrechez de la calzada, lo que llega a interrumpir la circulación de vehículos en la circunvalación.

La intervención, que ha tenido un plazo de ejecución de siete semanas, ha comprendido la adecuación y mejora del acerado, por el que tampoco era fácil el tránsito de peatones a causa del estado que presentaba debido a las raíces del arbolado.

Una vez terminada la intervención, la zona de rodamiento tiene un ancho de 3,5 metros, hay 17 plazas de aparcamientos delimitadas y pintadas y los viandantes pueden transitar por una acera de 1,5 metros de anchura.

«Antes había un problema porque había un sobreancho de la calzada en el que los coches aparcaban dejando así muy poco espacio en el resto de la calle para el paso de los demás», señala el delegado de Obras, Diego López.

La actuación ejecutada en uno de los viales más utilizados del centro urbano ha incluido también la reparación de la solería de la acera, la creación de pasos de peatones con baldosas de botón rojo -preparadas para los discapacitados visuales- y la renovación de la jardinería existente, además de la colocación de nuevos alcorques y de todo el mobiliario urbano, especialmente papeleras.

«Con el nuevo estado de esa parte del trayecto, ubicada en la zona conocida como La Barbacana, se evitarán los colapsos de tráfico habituales y que afectaban a la rotonda Víctimas del Terrorismo», asegura el edil de Obras.

Las reiteradas incidencias que sufre la circulación de vehículos en la vía, con atascos y alcances entre turismos, ya obligó al Ayuntamiento en septiembre de 2021 a ejecutar actuaciones para tratar de reordenar el acerado y mejorar la seguridad, aunque resultaron insuficientes.