Estos días se está celebrando el I Encuentro de la Red de Centros Emprendedores, organizado por el Grupo HUM-365 de la Universidad de Málaga en el que INCIDE colabora aportando diversas experiencias de formación para el emprendimiento. Este encuentro pretende ser una plataforma en la que confluyan centros educativos de todos los niveles y entidades que propicien establecer sinergias para la colaboración entre alumnado, profesorado, orientadores, equipo directivo, agentes sociales, profesionales de la educación, acercando el apoyo institucional para generar iniciativas.

Ya hemos hablado en otras ocasiones de la importancia de generar espacios de encuentro para mejorar las competencias en materia de emprendimiento e innovación social y, sobre todo, de adaptar las metodologías a distintas edades y a diversos grupos de población. Hablamos de la necesidad de preparar a las niñas, niños y jóvenes para una realidad cambiante en la que la tecnología y la comunicación va a jugar un papel fundamental pero, también, de cómo aprovechar esas competencias que adquieran para mejorar las relaciones humanas, apoyando la diversidad y transformando la sociedad de un modo sostenible y justo. Hablamos también de que la realidad se adelanta a la política y a un sistema educativo que basa la innovación más en la voluntad del profesorado que en el propio currículo. Y mientras tanto, el alumnado y las personas que buscan una formación que se adapte a la realidad del mercado laboral o de las futuras oportunidades han de conformarse con unas metodologías y unos contenidos obsoletos que, además, dan poca libertad para aprovechar recursos externos.

El I Encuentro RedCEmp no es solo un espacio de debate y reflexión sino un verdadero motor de transformación social en el que confluyen buenas prácticas y experiencias e, igualmente, el futuro de bastantes iniciativas de emprendimiento que se van a generar en los próximos años, incidiendo en la adaptación de la educación y las políticas educativas a la necesidad de innovar y formar para la innovación.

Las entidades sociales necesitamos estas iniciativas y participar en ellas, no solo por el aprendizaje que ya es bastante, sino por la oportunidad de salir de nuestra visión de cómo podemos transformar y apoyarnos en las ideas, realidades y experiencias de otras personas e instituciones que comparten los mismos objetivos. Por eso INCIDE quiere estar ahí y sumarse a un verdadero trabajo en red por el cambio basado en las personas.