Aunque la palabra “pajas” tiene muchas definiciones (13 en total, según la RAE) cuando aparece fuera de contexto solo nos fijamos en una. Por lo general, nuestra mirada tiende a la mal interpretación y al sensacionalismo; y donde solo hay un sustantivo fuera de contexto, podemos ver mucho más. 

A esta situación se ha enfrentado Tiger,  la exitosa cadena danesa de artículos de decoración y regalo a precios bajos con una colección que anunciaban en su página web como “El verano de las pajas”: un título que idealmente debía invitar a “actualizar su armario de la cocina  su balcón de verano con productos ecológicos imprescindibles”. 

Finalmente y como era de esperar, todo se debió a una traducción automática de la web que no contó con el doble sentido que tiene la palabra “pajas” en España y que no comparte con el resto de idiomas. 

Ante todo, el comercio avisa cuando se selecciona la traducción de la página: ¡Advertencia” Si elige un idioma distinto del inglés, se trata de una traducción automática y lo más probable es que le haga sonreír”.