Una de las tareas más sencillas, dentro del mundo gastronómico, es cocinar una pizza, mucho más si ya viene preparada y solo necesitamos abrir el envase y ponerla en el horno precalentado. Una cena rápida, sabrosa y que no reviste ninguna complicación. O al menos eso parece hasta el momento de sacarla del horno. 

Un video grabado por tres estudiantes se ha convertido en viral gracias a una serie de encadenadas desgracias que han ido sucediéndose sin control. Si ya la primera auguraba un trágico destino, el final no puede ser más catastrófico.

Un equipo bien organizado

Según podemos comprobar en el video, los tres amigos se han organizado bien para que cada uno cumpla su misión de forma precisa. Uno será el que grabe la importante hazaña de sacar la pizza del horno una vez se ha cocinado, el otro será el encargado de sacarla y el tercero de recogerla en un recipiente. Todo parece sencillo, pero, la aventura se complica.

Primero, el encargado de sacarla, tira tan fuerte de la rejilla que la pizza cae al suelo del horno. Parece que no está todo perdido. Ahora toma una espátula, pero parece que no es la adecuada, además el chico ha querido darle un giro especial con lo que la pizza se ha dado la vuelta, cayendo con todos los ingredientes, de nuevo, al fondo del horno. Consecuencia: todos los ingredientes han quedado pegados.

Pero todavía quedaba un nuevo paso, poner lo que quedaba de la desestructurada pizza, en el recipiente que el compañero sostenía, y que no era otro que el mismo plástico del envase con el que la compraron. No pensaron que sería demasiado frágil, pero para colmo, tampoco el que lo aguantaba lo hacía con suficiente fuerza, así que la pizza, o lo que quedaba de ella, acabó en el suelo de la cocina.

Lo que pasó después ya no lo sabemos, aunque no le auguramos un buen futuro

Este video, colgado en Twitter, ha conseguido más de 3 mil likes, una joya viral que nos enseña lo que nunca se debe hacer para sacar una pizza del horno.