Este miércoles se ha celebrado, como cada año en el marco del Festival de Málaga, la gala Málaga Cinema en la cual se reconocen diversas figuras del panorama cinematográfico boquerón. El acto tuvo lugar en la tarde de ayer en el Teatro Cervantes y fue conducido por el actor y periodista Domi del Postigo, quien quiso recordar a la realizadora y directora Regina Álvarez, fallecida recientemente, reclamando un aplauso en memoria de «todos los malagueños que hacen películas en el cielo».

Esta 25 edición del certamen ha vuelto a poner el foco en el talento existente en Málaga. Para ello, ha entregado diversos galardones a figuras de diferentes sectores dentro de la industria cinematográfica: Ezekiel Montes (Mejor Producción), Paloma Peñarrubia (Oficios del Cine), Olalla Hernández (Mejor Actriz) e Ignacio Nacho (Mejor Actor).

26

Las imágenes de la gala de los premios Málaga Cinema del Festival Gregorio Marrero

Además, en la misma gala Málaga Cinema, el Festival dio a conocer las Ayudas a la Producción con las que el certamen apoya al sector audiovisual malagueño, porque no se trata de reconocer lo que se ha hecho sino también de ayudar para que se siga haciendo. Lo hará repartiendo 50.000 euros entre 11 proyectos que han sido seleccionados por los tutores de este año: el cineasta Santi Amodeo (Premio Málaga Talent) y la productora Belén Sánchez (presente en esta edición con Dúo, en la competición alternativa Zonazine, y Nosotros no nos mataremos con pistolas, en Sección Oficial).

Los proyectos seleccionados son: Dominus videt, de José Vega; El espacio inequívoco de las cosas, de Álex Esteve; La hija de mi madre, de Carles Gómez Alemany; La pichona, de David Montosa; Orph, de Marta M. Mata; Otro, de Antonio Palomino; Piel de cuarzo, de Patricia Conor López; Saboteadora, de María José Ríos Salcedo; Sacrilegio, de Pedro Casablanc; Todo va bien, de Adrián Ordóñez Santiago, y Transuniversal, de Rafael Robles Rafatal.