El ministro de Consumo, Alberto Garzón, ha anunciado que Málaga acogerá un proyecto piloto que permita obtener información sobre la dieta de los menores de edad y cómo cambiarla, consiguiendo los datos directamente de esos menores, y así combatir la obesidad infantil.

En concreto, la idea del proyecto, que comenzará en unos meses pero que se prevé desarrollar todo en este año, es que haya cuatro colegios en España, una clase de cada centro y de primer ciclo de la ESO, siendo una de ellas en Málaga.

Ha dicho que es "una edad de transición donde la obesidad está haciendo mayores estragos". Este proyecto "permitirá que los niños y niñas de Málaga puedan proporcionarnos información que permitan mejorar nuestras públicas tanto a nivel estatal como municipal si así se considera oportuno", ha añadido.

Garzón, en rueda de prensa en Málaga, junto con el alcalde, Francisco de la Torre, ha explicado que "lo que queremos es ir a colegios donde los propios menores de edad nos expliquen por qué comen lo que comen y cómo podrían modificar esos hábitos de consumo".

Tras destacar los esfuerzos que hace el Ayuntamiento de la ciudad encaminados en la misma dirección que el Gobierno, ha dicho que han visto oportuno que una de esas ciudades que albergara ese proyecto sea Málaga.

Durante su intervención, ha señalado que se disponen de datos que expresan que hay "un problema con la obesidad infantil" en el país, que "no terminamos de resolver, y que necesitamos políticas públicas adecuadas para combatirlo".

También ha dicho que el compromiso con la salud comienza en la prevención: "En la medida que nosotros, como ciudadanos, seamos capaces detener hábitos de consumos más saludables, redundará en beneficio no solo individual, sino también del propio planeta".

Por otro lado, se ha referido al informe de Alimentación, Actividad física, Desarrollo Infantil y Obesidad (Aladino), presentado el pasado año, aludiendo a los "datos escalofriantes" que arroja en relación con la problemática. Así, ha dicho que cuatro de cada diez menores de entre seis y nueve años tiene algún tipo de exceso de peso. Además, estas tasas de obesidad infantil "son el doble entre las familias más modestas".

"Tenemos un problema que tiene una naturaleza social compleja, que ha estado combatido desde las últimas décadas por la administración pública y en la que no terminamos de resolver", ha señalado, añadiendo que el Ministerio de Consumo tiene claro que "tenemos que hacer todo lo posible por ir modificando, generando incentivos para que se modifique los patrones de consumo de población hacia una dieta más saludable, entre la que se encuentra muy especialmente la dieta mediterránea" pero, fundamentalmente, para "preservar nuestra salud y poder preservar, por lo tanto, elementos fundamentales para la vida".

Ha reivindicado, asimismo, la dieta mediterránea, de la que ha dicho "es una de las garantías de poder tener un consumo saludable que protege nuestra salud individual y al mismo tiempo protege el planeta".

Alberto Garzón y Francisco de la Torre, este miércoles en el Ayuntamiento. Europa Press

Garzón ha dicho que se asiste con preocupación "a un desapego progresivo por parte de la sociedad de esa dieta en beneficio de dietas menos favorables que implican comida rápida, elementos ultraprocesados o en última instancia alimentos con componentes nutricionales que en el medio plazo están vinculado con enfermedades crónicas o, incluso, con el cáncer". A juicio de Garzón, desde la Administración pública se debe "promover dietas más saludables" como la mediterránea.

Por su parte, el alcalde de Málaga ha valorado que la visita del ministro está planteada en respuesta a una moción del pasado mes de octubre de 2020 en relación con un plan municipal de Málaga Ciudad Saludable.

Ha aludido también al Estudio de Alimentación, Actividad física, Desarrollo Infantil y Obesidad (Aladino) que ponía el acento en la obesidad infantil, algo que "a todos nos preocupa". Así, también ha valorado que el Ministerio de Consumo, en esa línea de trabajo, quiera trabajar en distintas zonas de España y haya elegido Málaga. Por otro lado, ha incidido en la importancia de la educación y también de la actividad física para lucha contra la obesidad. Por último, ha destacado la reunión "satisfactoria" con Garzón, destacando la colaboración.