El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, ha reconocido haber recibido "observaciones" y "críticas" sobre el nuevo recorrido oficial de la Semana Santa, del que ha admitido que necesita algunas mejoras.

"Es una decisión de la Agrupación de Cofradías pero nosotros siempre hemos colaborado. Como es natural trataremos de ver de qué manera por un lado la Agrupación reflexiona sobre este tema y se pueda mejorar", ha asegurado.

El regidor malagueño ha insistido en que la seguridad es la principal motivación de este nuevo diseño del recorrido, que responde a la necesidad de evitar que se produzcan situaciones como la vivida en calle Carretería en 2017, cuando una pelea desencadenó una estampida cuando procesionaba el Cautivo.

"Esa experiencia ha podido estar latiendo en los responsables para ver cómo se puede organizar", ha señalado De la Torre, que ha puntualizado que esas medidas de seguridad pueden generar "problemas" que hay que solventar.

"Tienes que buscar una flexibilidad entre la seguridad y la necesaria movilidad o permeabilidad, de tal manera que la gente pueda cambiar también de sitio, callejear, ese verbo que en Málaga se conjuga mucho en Semana Santa. Entonces tenemos que garantizar ello dentro del recorrido oficial y fuera del recorrido oficial", ha continuado.

En cuanto a la falta de permeabilidad del recorrido procesional, De la Torre ha opinado que hay "suficientes puntos" de paso pero que requieren ser "interiorizados" por los malagueños y que "memoricen" su ubicación, al tiempo que estos deben funcionar correctamente.

"Le he sugerido al presidente de la Agrupación [Pablo Atencia], que los horarios muy difíciles de cumplir de puntualidad obliga a las cofradías a ir una detrás de otra, muy seguidas. Hay que dejar una pequeña pausa, de un minuto, donde hay gente acumulada", ha explicado De la Torre. "Tiene que haber una cierta sensibilidad, conexión visual, entre el que está en cabeza de procesión cuando finaliza otra para dejar paso a los que quieren pasar de un lado a otro, porque eso da respuesta a lo que la gente quiere hacer, hay que atender a la gente que quiere pasar. Basta con tener ese sentido común".

Fuera del recorrido oficial, De la Torre ha afirmado que el presidente de la Agrupación de Cofradías, Pablo Atencia, le ha trasladado la necesidad de reducir el número de vallas en el centro, algo en lo que ya está trabajando el Área de Seguridad, ha adelantado.

"Intercambiando impresiones con el presidente de la Agrupación, él hablaba de que hay demasiadas vallas en la parte del recorrido no oficial. Al delegado de Seguridad ya le estoy encargando esa reflexión y cabe hacer esas reducciones, pero hay que verlo, de manera que no genere problemas como el tema de Carretería".