Kiosco

La Opinión de Málaga

Vivienda en Málaga

El ritmo de venta de viviendas en Málaga se mueve ya en las cifras del boom inmobiliario

El primer trimestre registra 10.884 operaciones, la cifra más alta desde 2007 - El precio sube un 8,7% y ronda los 2.250 euros el metro - Los registradores hablan de un ciclo «sorprendente», influido por los procesos inflacionistas

Una imagen del Salón Inmobiliario SIMED de este año. Álex Zea

El sector de la vivienda en Málaga continúa inmerso en un auge de actividad que le está permitiendo superar ya, no sólo los niveles prepandemia sino incluso también los del famoso boom inmobiliario, que acabó de forma abrupta en 2008. Los últimos datos del Colegio de Registradores de la Propiedad, publicados estos días, revelan que la provincia malagueña ha registrado en el primer trimestre de 2022 un total de 10.884 compraventas de viviendas, con una subida del 51% respecto al mismo periodo del año anterior, donde todavía se registraban restricciones de movilidad por la pandemia. En todo caso, la cifra es espectacular, dado que para ver un arranque más dinámico hay que remontarse a los 11.436 que se registraron en 2007, ejercicio que marcó la cúspide de aquella época frenética.

Málaga es, al cierre del primer trimestre de 2022, la cuarta provincia que más inmuebles vende en España tras Madrid (22.356), Barcelona (16.423) y Alicante (10.884) e incluso, si nos atenemos sólo al segmento de vivienda nueva se sitúa tercera, ya que sus 2.603 operaciones en este apartado sólo están por detrás de Madrid (5.911) y Barcelona (2.967). La posición malagueña entre las plazas inmobiliarias más activas del país es, además, sostenida en el tiempo: en los últimos doce meses se han comercializado 36.774 viviendas, con un aumento del 56% sobre el periodo precedente, lo que la sigue situando en los mismos puestos clasificatorios antes mencionados.

En cuanto a los precios, el valor medio del metro cuadrado en la provincia en el último año es de 2.220 euros, con un incremento interanual del 8,7%. Los valores de Málaga son los sextos más altos del país tras Gipuzkoa (3.257 euros), Baleares (2.942), Madrid (2.911), Bizkaia (2.782) y Barcelona (2.654). En el primer trimestre de 2022, el pico de precios en Málaga ha escalado incluso a los 2.259 euros. En el caso de Málaga capital, el metro cotiza a una media de 2.185 euros.

El Colegio de Registradores señala en su informe que el primer trimestre de 2002 viene a ratificar un «claro e intenso crecimiento» en cifras de ventas, con tasas positivas en 44 provincias, 29 de ellas de dos dígitos. En España se han comercializado cerca de 600.000 viviendas en los últimos doce meses, lo que revela, en su opinión, «una notable confianza por parte de los demandantes».

«La intensidad de los crecimientos, así como la consecución de niveles de actividad claramente por encima de los registrados con carácter previo a la crisis sanitaria, momento en el que se acumulaban cinco años consecutivos de crecimiento, suponen llevar al mercado a una dimensión, sin duda, sorprendente», comentan los registradores. A su juicio, los procesos inflacionistas «pueden estar llevando a fortalecer la favorable dinámica de fondo con la que ha venido contando el mercado, en la medida que pueden considerar a la vivienda como un valor refugio con respecto a dicho escenario».

Factores como el «dinamismo» del mercado hipotecario, la percepción de necesidad de cambio de vivienda en las familias en contextos de altos niveles de tasas de ahorro, así como la rentabilidad del alquiler para aquellos que se han planteado la compra de vivienda para alquiler como alternativa de inversión, están ayudando a la consecución de estas cifras, señalan los registradores que, eso sí, advierten de que, en este escenario, «puede surgir el lógico vértigo con respecto al escenario futuro, especialmente en un momento de corrección del crecimiento económico y sus posibles consecuencias en el nivel de empleo. Así, el Colegio consideraría «normal» un cierto retroceso en el nivel de actividad durante los próximos meses, pero teniendo en cuenta que niveles de compraventas en España por encima de las 480.000 anuales han supuesto escenarios de mercado activos. «A corto y medio plazo resultará complicado situarse en cuantías anuales por debajo de dichos niveles», opina.

Un 33% de compras foráneas

Por otro lado, la compra de viviendas a cargo de extranjeros, que han estado por debajo de lo habitual por la pandemia, comienzan a moverse en tasas más normales. En Málaga, el 33,7% de las ventas del primer trimestre fueron realizadas por foráneos, mejorando un índice que había llegado a caer al entorno del 25%. Sólo Alicante (40,7%) y Baleares (35,3%) están por delante, quedando Tenerife (32,1%) o Girona (27,8%) como inmediatas seguidoras. La media nacional es del 13,7%.

«La demanda extranjera ha seguido recuperando niveles tras superar la etapa más dura de la crisis sanitaria y los efectos de las restricciones de movilidad internacional. Resulta fundamental para entender la dimensión del mercado inmobiliario por lo que respecta a los actuales niveles de actividad», señala el Colegio. Las mejoras más intensas se han registrado precisamente en las zonas costeras, con un mayor impacto por parte de la demanda de extranjeros no residentes.

Los datos nacionales del último trimestre muestran que el comprador británico, que había perdido hace unos meses su habitual primera posición, la recuperó con el 12% del total de las ventas protagonizadas por extranjeros. Le siguen los alemanes con el 9,4%, los franceses (7%), marroquíes (5,8%), suecos (5,7%), belgas (5,6%) y holandeses (5%).

Compartir el artículo

stats