Kiosco La Opinión de Málaga

La Opinión de Málaga

LaLiga SmartBank

El mercado invernal, última bala para resucitar al Málaga CF

El conjunto blanquiazul necesita firmar 2 ó 3 jugadores de banda para solventar los errores de planificación del verano - Pese al cambio de entrenador, el equipo sigue hundido en la tabla

José María Muñoz, Manolo Gaspar y José Antonio Ruiz Guerra, en la sala de prensa de La Rosaleda. | ÁLEX ZEA

La situación deportiva del Málaga CF es cada día más preocupante. Aún no se ha alcanzado el primer tercio de competición, pero cada vez que uno mira la clasificación se echa a temblar, más aún, viendo las sensaciones que transmiten los jugadores en muchos de los partidos. En la cabeza se repite una y otra vez el mensaje de que «con dos victorias seguidas el equipo saldrá del pozo», el problema es que esa racha no llega. El triunfo ante el Lugo apaciguó algo los ánimos, pero la derrota del lunes en Oviedo ha vuelto a avivar la crisis.

El cambio de entrenador no ha surtido todo el efecto deseado. Es cierto a que al equipo se le ve más sólido, que a los rivales cada vez les cuesta hacerle más daño, pero a la mínima adversidad el castillo de naipes se acaba derrumbando. Pepe Mel mejora en cuanto a números a Guede, el argentino firmó 3 puntos de 18 posibles (1 victoria y 5 derrotas) y el madrileño, con los mismos partidos, ha logrado 6 puntos (1 victoria, 3 empates y 2 derrotas), pero la realidad no ha cambiado: el conjunto blanquiazul sigue hundido en la tabla, penúltimo con 9 puntos y a 4 de la salvación.

Agotado el comodín del cambio de entrenador, la única solución posible pasa por reforzar la plantilla, y para eso, a excepción de la contratación de Lumor, habrá que esperar al mes de enero. El equipo de Martiricos deberá tirar con lo que tiene estos más de dos meses que aún quedan para que abra el mercado invernal. Con una plantilla corta, limitado en posiciones claves y encima con lesiones continuas, Mel tiene el reto de mantener al equipo vivo hasta enero.

La hoja de ruta en el mercado de fichajes de invierno parece clara: reforzar los costados. El Málaga anda limitado de piezas por las bandas, tanto en defensa como en ataque, y los esfuerzos de la dirección deportiva encabezada por Manolo Gaspar deben ir en esa dirección. Ya se ha contratado a Lumor para que compita por el puesto con Javi Jiménez. La grave lesión de Víctor Olmo dejó al malagueño sin competencia, aunque ya el canterano estaba contando bastante poco. Y por el otro costado, Juanfran es indiscutible. Se explicó en verano que sus sustitutos en el lateral serían Ramalho y Bustinza, pero ninguno cumple las características de ser futbolistas ofensivos y, además, ambos han estado semanas fuera por diversas lesiones.

El mayor de los problemas viene en los extremos. Se configuró una plantilla con pocas piezas en este puesto, porque Guede pretendía jugar sin ellos y basar su fútbol por dentro, pero ha quedado demostrado que el Málaga tiene una clara falta de velocidad y desborde por las alas. Pablo Hervías y Gallar son los únicos extremos puros con ficha profesional, y encima ahora mismo ambos están lesionados. No queda otra que utilizar esos 500.000 euros aproximados que tiene el club blanquiazul libres en el Salario Liga para reforzar esta demarcación.

La irrupción de Cristian o los minutos que pueden jugar Issa Fomba o Haitam, cuando se recupere, alivian algo a Pepe Mel, pero las limitaciones que tiene el equipo para generar por fuera son palpables jornada tras jornada.

El conjunto blanquiazul tiene que subsistir hasta enero, ojalá empiecen a llegar resultados que saquen al equipo del lío en el que se está metiendo, y partir de que abra el mercado invernal, la dirección deportiva tiene que actuar con la máxima rapidez y acierto posible para dar al nuevo técnico las armas necesarias para sacar la temporada adelante.

Compartir el artículo

stats