Kiosco La Opinión de Málaga

La Opinión de Málaga

La previa

Málaga-Ponferradina: Enésima final

Los de Pepe Mel reciben en La Rosaleda a uno de sus rivales directos en la lucha por evitar los puestos bajos de la clasificación - El técnico malaguista tendrá que jugársela sin los lesionados Gallar y N’Diaye ni el sancionado Javi Jiménez

Pepe Mel dirige a los suyos en una sesión de entrenamiento.

El Málaga CF se la juega. Otra vez. Es lo que pasa cuando un equipo va colista de la Liga y tiene la salvación a seis puntos. La situación del equipo blanquiazul es límite y esta tarde, desde las 16.15 horas, se ponen en juego 3 puntos que empiezan a parecer casi definitivos, por mucho que estemos todavía en noviembre y que solo se hayan jugado 16 jornadas de una Liga de 42. Alguno verá precipitado lo de «final», lo de «se la juega» o lo de «3 puntos que parecen casi definitivos», pero la realidad es la que es...

Pepe Mel ha trabajado toda la semana un poco a ciegas. Y es que la «Ponfe» se presenta en La Rosaleda con nuevo entrenador, por lo que es una incógnita saber qué dibujo y qué jugadores serán los que haya al otro lado del campo. El luso Jose Gomes pasó a la historia deportivista el pasado sábado y David Gallego se estrenará con los de El Bierzo sobre el césped de Martiricos.

Independientemente de lo que ponga en liza el rival, lo cierto es que el Málaga CF tiene tres bajas significativas para afrontar el partido. No estarán por lesión ni Gallar ni N’Diaye y tampoco jugará Javi Jiménez por sanción. Ayer sorprendió Mel en rueda de prensa al confirmar que el recién llegado Lumor será el sustituto del de Quesada en el carril izquierdo. Habrá que ver cómo soluciona el resto del 11, sobre todo cómo minimiza el problema de no contar en el centro del campo con el franco-senegalés, un jugador clave en el esquema malaguista. Al menos tiene la buena noticia de que recupera a Pablo Hervías y a Luis Muñoz. Algo es algo.

El Málaga CF jugó un buen partido el fin de semana pasado en La Romareda y habrá que agarrarse a eso para pensar en que sí se puede lograr hoy el objetivo. Se quedó con 10 muy pronto en Zaragoza, pero fue capaz de resistir e incluso adelantarse en el marcador. Sumó un punto que sabe a poco por la situación en la clasificación, pero que podría hacer «bueno» si este sábado es capaz de añadir los 3 que se ponen en juego contra la Deportiva.

La Rosaleda debe ser hoy ese fiel jugador número 12 que tanto necesita el equipo. Los números son muy malos y hacerse fuertes en casa es ya una obligación para tratar de huir de la zona roja. El equipo acumula cinco partidos sin ganar, con tres derrotas y dos empates, y la última vez que lo hizo fue contra el Lugo (3-2) en La Rosaleda el pasado 16 de octubre. Acumula más de un mes sin saborear el triunfo y de hoy no puede pasar.

Mel solo ha podido conseguir una victoria, cinco empates y cuatro derrotas en diez partidos, pero es que el rival, aunque llega mejor en la clasificación, porque tiene 17 puntos, 6 más que el Málaga CF, aterriza en Martiricos con una racha paupérrima de una única victoria en esas mismas 10 últimas jornadas. No parece, desde luego, el peor enemigo posible para tratar de arrancar.

La «Ponfe» es un equipo que juega bien al fútbol, que tiene llegada y que mueve el balón con criterio, pero que está sufriendo muchísimo en defensa. Es uno de los equipos más goleados de la Liga y el Málaga CF debe tratar de explotar esas dudas de la retaguardia berciana para soñar con la victoria.

La cita es a partir de las 16.15 horas. Por un rato, el Mundial de Qatar pasa a un segundo plano. El foco está en el verde de Martiricos. Allí se la juega el Málaga CF. Y esta vez, de verdad, no se puede fallar.

Compartir el artículo

stats