La llegada del último mes del año vendrá acompañada de precipitaciones en casi toda la provincia de Málaga. Según los datos ofrecidos por la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), las lluvias llegarán a Málaga en un inútil intento de paliar la sequía que se está viviendo. La baja intensidad de estas lluvias no servirá para contrarrestar los datos negativos registrados en el mes de noviembre, con un nuevo déficit de lluvias. Noviembre es uno de los meses en los que más llueve del año, pero en puntos de la ciudad como el aeropuerto, los datos recogidos constituyen únicamente el 7% de la lluvia que por cifras normales se espera en este mes del año.

El mes de diciembre se verá afectado desde su comienzo por las precipitaciones. Las lluvias alcanzarán la provincia de Málaga, pero de manera débil o moderada. En la jornada del viernes las precipitaciones de baja intensidad se trasladarán a la zona más occidental de la provincia, y el sábado también se mantendrán en estos puntos. Los datos previstos para el domingo albergan la posibilidad de que las lluvias alcancen casi la totalidad de la provincia. Del jueves al domingo se producirán precipitaciones de irregular distribución pero que alguno de los días puede afectar a buena parte de la provincia. 

Bajada de las temperaturas

Entre el lunes y el martes de esta semana se volvió a producir una nueva bajada de las temperaturas. Las cifras que marcarán los termómetros durante los próximos días serán más propias de esta etapa del año. Durante el lunes de esta semana se produjo una bajada significativa de las temperaturas en el interior, pero este martes se volvió a producir una nueva bajada de las temperaturas mínimas en la provincia. La llegada de una masa fría el lunes, la aparición de cielo despejado y la desaparición del viento, propiciaron una bajada generalizada de las temperaturas durante la madrugada del lunes al martes. 

Las temperaturas máximas sufrirán variaciones a lo largo de la semana. El martes es el día más cálido de la semana, debido a los 20 grados de máxima previstos para esta jornada. El miércoles la máxima será de 18 grados, mientras que entre el jueves y el domingo las temperaturas rondarán los 16-17 grados. Las mínimas permanecerán en valores cercanos a los 11-12 grados en lo que resta de semana. Estos datos son casi normales para esta época del año, sobre todo en contraposición con las cálidas temperaturas registradas durante el mes de noviembre

En Antequera, por ejemplo, la máxima para el miércoles será de 17 grados, pero a finales de semana rondará entre los 13-15 grados. Las mínimas estarán en valores cercanos a los 4-7 grados durante toda la semana. En este caso los valores son propios de esta época del año. 

A lo largo de esta semana se producirán una serie de sucesos atmosféricos que supondrán un nuevo cambio de temperatura, cada vez más cerca del frío invierno, sobre todo en comparación con las cálidas temperaturas que se registraron a lo largo de la semana pasada. Durante esta semana se producirá una bajada generalizada en las temperaturas

Las lluvias no serán de mucha intensidad, pero el hecho de que haya lluvias ya compromete y cambia el patrón atmosférico, favoreciendo la llegada de más borrascas y algunas precipitaciones. Esto podría tener continuidad durante la semana que viene con algo más de precipitaciones, más fuertes y generalizadas.