Los camareros nunca saben qué van a encontrarse cuando alguien entra al bar: trabajar de cara al público es lo que tiene, en la mayoría de ocasiones los clientes se comportan de forma civilizada y los incidentes quedan restringidos a algo anecdótico. Pero estas historias que a veces suceden en tascas y restaurantes se convierten en virales que sacuden a las redes sociales.

Este ha sido el caso del bar Atalaya en el municipio pontevedrés de Marín, en Galicia, donde un hombre a entrado a caballo amenazando a los dependientes con una motosierra porque le negaron una cerveza.

La historia comienza, según relata La Voz de Galicia, cuando el hombre se va sin pagar y visiblemente borracho. Desde entonces, la dirección del establecimiento decide vetarle la entrada para evitar que vuelva a suceder.

Dos días más tarde, el moroso vuelve al establecimiento para cancelar la deuda de 15€, pero al volver a pedir una cerveza, los camareros prevenidos sobre lo que podía ocurrir, le indican que no pueden vendérsela.

Disconforme con el rechazo, el sujeto abandona el bar para volver montado a caballo con una motosierra. Según explican en el medio, el agresor estaría en posesión de la motosierra, ya que trabajaba de forma esporádica en el sector forestal y el incidente no fue a mayores gracias a que una persona que lo conocía consiguió apagar la herramienta mientras el propietario cerraba la puerta y bajaba la persiana.

Los dueños del local no han puesto denuncia, aunque la Policía Nacional consiguió identificar al individuo.