Las tensiones entre Rusia y Ucrania y, desde finales de febrero, los ataques de Moscú a Kiev han hecho que inversores de países próximos al frente de guerra pongan sus ojos en el mercado inmobiliario de lujo de Marbella, atraídos por su clima, la calidad de las viviendas y la lejanía de la Costa del Sol respecto a la zona de conflicto.

Las consultas o ventas de inmuebles exclusivos ubicados en el municipio de clientes de Polonia, Lituania, Letonia, Estonia y Rumanía han crecido desde inicios de año buscando seguridad y «refugio en la tranquilidad del sur de España», señala el informe de 2022 sobre el mercado inmobiliario de la agencia Panorama Properties.

«La coyuntura de los acontecimientos mundiales está favoreciendo a la zona, como lo demuestra este período de crecimiento récord, y se ha mantenido así durante todo el verano», recoge el estudio. 

El incremento del interés por parte de los inversores de los países situados en la zona más oriental de Europa compensa el descenso en las operaciones de los compradores rusos, perjudicados por las restricciones económicas impuestas por Occidente para hacer frente a las agresiones de Putin contra Ucrania.

«A raíz del conflicto entre Rusia y Ucrania se ha podido comprobar que el mercado ruso se ha prácticamente detenido debido a la congelación de sus activos y cuentas, lo que limita su capacidad de compra», recoge el estudio de la agencia inmobiliaria más antigua de Marbella, en funcionamiento desde 1970.

En 2021, un año en el que los efectos de la pandemia del coronavirus aún se dejaban sentir en Europa, los inversores rusos representaron el 2,1 por ciento de los extranjeros comprando en España.

Entre los inversores foráneos en Marbella, que suponen hasta el 90 por ciento de los compradores de viviendas de lujo, figuran, a pesar del Brexit, los de nacionalidad británica, que representan cerca de un 16 por ciento de los demandantes; seguidos de los suecos, con un 14 por ciento y que «están en auge»; y los belgas, con un nueve por ciento.

También destacan los inversores franceses, de Países Bajos y alemanes, «que siguen muy presentes»; y a los que se suman los procedentes de Polonia.

El incremento de la demanda de viviendas con la incorporación de los inversores del este de Europa, la inflación y el aumento de los costes de producción han provocado una subida de los precios de los inmuebles que Panorama Properties cifra en un 26 por ciento entre mayo de 2021 y el mismo mes de 2022.

Las viviendas de lujo con los precios más elevados se encuentran en Puente Romano o en la Milla de Oro, según el informe.